Proceso para un Implante Dental, Paso a Paso

 En Blog, Carga inmediata, Implante Dental, Zigomáticos

Tener dudas en torno a cómo será el proceso para un implante dental es muy habitual entre los pacientes de cualquier clínica dental. Los implantes dentales son el tratamiento que nos permite sustituir piezas dentales que se han perdido por otras nuevas y que se ha vuelto un recurso cada vez más habitual. Por ello es importante conocer cuáles son las fases y procesos que intervienen en la colocación de un implante dental para la tranquilidad e información de los pacientes.

En este artículo, te contamos el proceso completo de un implante dental describiendo paso a paso todo aquello que debes saber para acudir a tu dentista sin miedo ni dudas, y conociendo la mejora de calidad de vida que aporta esta técnica odontológica prácticamente indolora. Vamos a ello.

Fases de un implante dental

Lo primero que se debe conocer sobre el proceso de implantología son las fases de un implante dental por las que cada paciente tendrá que pasar.

Éstas te permitirán conocer como paciente los datos fundamentales de duración del proceso, así como la forma en que irás recuperando la total funcionalidad de tu dentadura, además de conseguir mejorar en tu sonrisa.

Estudio y análisis dental, Primera visita:

Lo primero que se realiza en una consulta dental a un paciente que ha perdido una o varias piezas dentales, y quiere sustituirlas por implantes, es un estudio multidisciplinar. En este caso, se realiza un estudio tanto de imagen, a partir de radiografías, así como del estado general de la boca y la dentadura.

Todo ello permite conocer la situación de tejidos, encías, así como el estado de cada dentadura. Una vez éste se ha terminado, se puede diseñar un plan de implantología personalizado que se explica con detalle y aportar un presupuesto al paciente.

Día de la intervención de cirugía dental

Cuando el tratamiento ha sido acordado, se fija un día para la intervención, que supone una cirugía de duración variable en función de la situación bucodental de cada paciente, pero que no superará las 2 horas.

Además, la operación para el implante dental se realiza con anestesia local, por lo que el paciente no notará nada durante el proceso quirúrgico.

En esta primera fase del proceso de un implante dental, se coloca en la encía el implante, es decir, la parte inferior y no visible a la que se fijará una prótesis que hará las veces de la parte visible del diente.

Una vez realizada la intervención, deben pasar entre 7 y 14 días en los que se fijará una segunda cita. En esta fase del implante dental, se retirarán los puntos de la cirugía en un tiempo de no más de 10 minutos. En esta primera intervención, se colocará una prótesis provisional.

Hecho esto, el dentista comprobará que la cicatrización avanza correctamente, y se programa otra revisión adicional en torno a un mes después de la intervención del implante dental.

Segunda fase y toma de medidas (3 meses)

Una vez superada la primera fase de intervención, se deben esperar unos 3 meses, que es el periodo necesario para que el implante que se ha colocado en la cirugía se integre en el hueso.

Durante este tiempo, como se ha mencionado, el paciente lleva una prótesis provisional, y en lo que consiste la segunda fase es en la toma de medidas para fabricar la prótesis definitiva.

Colocación de prótesis dental definitiva (1 mes)

Una vez se han tomado las medidas del nuevo diente, deben transcurrir unos 21 días hasta que la nueva pieza está lista y se puede colocar en el implante. Por tanto, ésta es la última parte del proceso de colocación del implante en sí, pues se sustituye la prótesis provisional por la permanente.

Revisión de tratamiento dental (2 meses)

Tras la colocación del implante, se acuerda una revisión con el paciente en torno a los 2 meses posteriores al final del tratamiento. En esta consulta el dentista evalúa la evolución del implante y realiza todos los reajustes que sean necesarios para asegurar la perfecta fijación de la corona al implante. Así, se garantiza la total comodidad y recuperación de la funcionalidad de la dentadura.

Mantenimiento dental (Anualmente)

Una vez que se ha completado el proceso del implante dental, este tratamiento sólo requiere de una revisión anual para comprobar el buen estado del mismo. En esta cita se realiza una radiografía que permite examinar el estado de cada implante, y muchos pacientes aprovechan para fijar en este momento la limpieza dental anual y revisión general que se debe realizar cada año.

  • Fase inicial: Valoración y revisión previa
  • Fase quirúrgica: Colocación del implante 
  • Fase protésica: Colocación de la pieza dental
  • Fase mantenimiento: Revisiones periódicas

Valoración y revisión dental previa

Lo primero que se realiza ante un paciente que quiere someterse a un implante dental es un estudio y análisis de su caso realizado por un dentista experto en el área de implantología.

Durante este primer momento, se llevan a cabo pruebas de distinta índole:

  • Radiografía dental
  • Estudio de los tejidos blandos de la boca
  • Examen general de la salud bucodental del paciente

Este reconocimiento permitirá comprobar si el paciente está en una situación adecuada para un implante dental, comprobando por ejemplo si posee una cantidad ósea suficiente para que el implante se integre correctamente.

En caso afirmativo, se define junto al paciente el tratamiento y se fija el momento para la operación para colocar el implante dental.

Colocación del implante

El proceso del implante dental continúa con la intervención quirúrgica en la que se coloca el implante al paciente. Esta fase implica una serie de pasos.

¿Cuánto tiempo dura el proceso de un implante dental?

Esta etapa está marcada por la propia operación, en la que sobre el implante se colocará una corona provisional, así como el tiempo de espera necesario para que el implante se integre en la mandíbula del paciente.

En total, incluyendo los 3 meses aproximados del periodo de osteointegración, más el mes necesario para la definición de la corona o prótesis definitiva, el proceso de un implante dental tiene una duración de unos 4 meses.

Intervención quirúrgica

La cirugía que implica un implante dental es una operación de una duración media de una hora en la que al paciente se le administra anestesia local.

Durante este tiempo, se colocan los implantes en la encía. Recordemos que el implante en sí es la parte interior de la estructura que finalmente dará lugar a la nueva pieza dental, y se define en la parte inferior de titanio que es la que se coloca en esta primera intervención.

Una vez se ha colocado el implante, el odontólogo da los puntos necesarios para proteger y fijar la implantación y promover la cicatrización sin infecciones.

Las diferencias entre duración o complejidad de intervenciones entre pacientes dependerán de la situación de cada uno de ellos, pudiendo requerir procesos que lleven más tiempo, como en los casos de escasa densidad ósea. En cualquier caso, este proceso no debe generar temor: los implantes dentales cuentan con una tasa de éxito cercana al 100%.

Periodo de cicatrización

Tras la cirugía el proceso continúa con un tiempo de espera, que es el que necesita el organismo para que el implante que se ha colocado se integre con el hueso de la mandíbula. Éste periodo será de unos 3 meses aproximadamente.

De nuevo, este periodo puede variar entre casos, pero no suele extender los 4 meses.

Colocación de la pieza o piezas dentales

Una vez completado el proceso de cicatrización, queda colocar sobre el implante la corona definitiva, que dará forma visible a la nueva pieza dental.

Para ello, primero es necesario realizar una toma de medidas y, posteriormente, fabricar la prótesis, proceso que dura entre 2 semanas y 1 mes, aproximadamente.

Por tanto, como mucho 1 mes después de la osteointegración del implante, el proceso culmina con las pruebas que realiza el implantólogo para que la prótesis se ajuste perfectamente, y se lleva a cabo la colocación de la misma.

Revisión del implante

Una vez terminado el proceso del implante dental, sólo queda realizar algunas revisiones que permiten comprobar que el tratamiento está dando los resultados esperados.

En primer lugar se realizará una revisión a los 2 meses de la colocación de la corona definitiva, y se harán los ajustes, si fueran necesarios, para que termine de acoplarse perfectamente a cada dentadura.

Hecho esto, sólo quedaría realizar revisiones anuales que, mediante imágenes radiológicas, permitan corroborar el buen mantenimiento del implante y la total funcionalidad para el paciente.

Es importante recordar que estas revisiones son esenciales, pues permiten alargar la vida del implante y evitar riesgos, controlando la correcta integración del mismo y el éxito duradero de todo el proceso de implante dental. Pide cita en cualquiera de las clínicas dentales de Málaga de Naturadent más cercana a tu ubicación. 

Entradas recientes

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar