Los niños tienen más posibilidad de tener problemas bucodentales en verano

 En Consejos

¿Sabías que en verano el riesgo de sufrir problemas dentales es aún mayor?

Esto sucede especialmente en los niños y se debe a la ingesta de bebidas carbonatadas y de azúcar que tomamos por estas fechas.

Además, en verano al ser época de ‘fiesta’, se tiende a lavar menos los dientes y acudir menos al dentista.

Los problemas bucodentales en niños se incrementan en verano

La Federación Dental Española estima que 3 de cada 10 niños de menos de 6 años tienen caries; lo que resulta la enfermedad más común de la infancia.

Las caries se incrementan especialmente en verano por el ritmo de vida que llevamos.

Porque muchos niños no lavan los dientes después de cada comida cuando están de vacaciones, por las prisas, por comer fuera, por estar en la playa, etc.

Y es muy necesario que los vigilen y que los pequeños lleven siempre un cepillo de dientes en una mochila.

Además, cuando no es posible cepillarse los dientes, siempre se puede recurrir al uso de alternativas, como por ejemplo los chicles con xilitol y sin azúcar. De este modo se incrementa el pH bucal.

Para evitar tanto las caries como la aparición de la placa bacteriana, lo mejor que se puede hacer es limpiar las piezas dentales al menos 2 veces al día.

Los niños son niños y hay que acostumbrarlos, porque sino de mayores perderán el hábito.

En cuanto a la alimentación, se debe evitar, en la medida de lo posible, la ingesta de alimentos azucarados, bebidas carbonatadas, fríos, etc.

Estos provocan un desgaste del esmalte sin que nos demos cuenta e incluso sensación de malestar, de sensibilidad dental; por lo que es mejor utilizar una pasta específica y por supuesto beber más agua e hidratarse con frutas y verduras.

Por último, los niños también pueden sufrir traumatismos dentales durante el verano. Al hacer más deporte y actividades, la probabilidad de sufrir estos traumatismos aumenta.

Por lo que para evitarlo es recomendable usar protectores dentales y así reducir el riesgo de rotura.

Conclusiones

En resumen, para que los niños no tengan problemas de higiene dental durante el verano, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Lavar los dientes 2 veces al día.
  • Salir de casa siempre con el cepillo.
  • Usar protector dental si se hace deporte.
  • Evitar bebidas o comidas de mucho azúcar (mejor dieta sana y equilibrada).

Siguiendo estos consejos los niños podrán tener una sonrisa perfectamente sana y cuidada durante el verano, sin que les afecte negativamente a su salud dental.

Entradas recientes

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar